dijous, 27 de juny de 2013

27 de junio de 1905: nacimiento de los IWW

El 27 de junio de 1905 tenía lugar en Chicago una convención de 200 trabajadores y trabajadoras de diferentes tendencias, en la que se crearía el sindicato Industrial Workers of the World, decidido a unificar a toda la clase obrera. Su lema era "un ataque a uno es un ataque a todos" y el preámbulo de su constitución señalaba: "La clase obrera y la clase de los empleadores no tienen nada en común. No habrá paz mientras el hambre y las necesidades estén presentes entre los millones de trabajadores, y unos pocos que conforman la clase de los patrones, tengan todas las cosas buenas de la vida. Entre estas dos clases la lucha continuará hasta que los trabajadores del mundo se organicen como una clase, tomen posición de los medios de producción, acaben con el sistema salarial y vivan en armonía con la Tierra. (...) En lugar del lema conservador, "Un día de paga por un día de trabajo", escribiremos en nuestra bandera el santo y seña revolucionario "Abolición del sistema salarial". Suprimir el capitalismo es la histórica misión de la clase obrera".


( Reproducido de Facebook: https://www.facebook.com/rewiev.praxissociologica)

Página de los IWW: http://www.iww.org/


diumenge, 9 de juny de 2013

CCOO y las pensiones: el peso muerto de la historia

Ante la ignominiosa posición de CCOO sobre el tema de las pensiones leo un comentario escrito por Lucas Leon Simón con cuya descripción de los hechos estoy de acuerdo:
http://lucasleonsimon.wordpress.com/2013/06/08/el-voto-favorable-de-cc-oo-al-informe-sobre-las-pensiones/

No tanto en la conclusión: "Fui militante de CC.OO desde la clandestinidad hasta que mi hígado dijo basta. Desde 1983 hasta el pasado año, (29 años) he estado fuera del mismo. En la actualidad y por un imperativo categórico de creer en el sindicalismo, aunque sea malo, soy afiliado, que no participante en ningún debate ni representación ni toma de decisión.
Larga factura le va a pasar a Comisiones el voto del fidalguiano Miguel Ángel García. Habría que mirar a fondo porque aún hay más."
En mi opinión hay que ir un poco más lejos. Por ejemplo, afiliarse a COBAS o a cualquiera de los sindicatos que reclamándose de la tradición del sindicalismo de clase se han ido desgajando o han sido expulsados del sindicato. Me pregunto por que eso no está pasando masivamente. Mi respuesta, un poco reductiva, lo sé, es por ahora la siguiente:
El peso muerto de la historia: 

"La indiferencia es el peso muerto de la historia. La indiferencia opera potentemente en la historia. Opera pasivamente, pero opera. Es la fatalidad; aquello con que no se puede contar. Tuerce programas, y arruina los planes mejor concebidos. Es la materia bruta desbaratadora de la inteligencia. Lo que sucede, el mal que se abate sobre todos, acontece porque la masa de los hombres abdica de su voluntad, permite la promulgación de leyes, que sólo la revuelta podrá derogar; consiente el acceso al poder de hombres, que sólo un amotinamiento conseguirá luego derrocar. La masa ignora por despreocupación; y entonces parece cosa de la fatalidad que todo y a todos atropella: al que consiente, lo mismo que al que disiente, al que sabía, lo mismo que al que no sabía, al activo, lo mismo que al indiferente. Algunos lloriquean piadosamente, otros blasfeman obscenamente, pero nadie o muy pocos se preguntan: ¿si hubiera tratado de hacer valer mi voluntad, habría pasado lo que ha pasado?"
Antonio Gramsci.

Estas bellas palabras de Gramsci, no son un poema lírico para sentimentales impotentes. Es un programa de vida, de acción.
Es duro pero es así: Si recortan las pensiones los culpables van a ser el gran capital y sus lacayos (los partidos y los sindicatos del sistema). 
Pero los indecisos, los que temen perder los poco que han conseguido, los que "lloriquean piadosamente", los que "blasfeman obscenamente", también tienen su responsabilidad. 
Hay que ser coherente con el discurso y con la propia historia de cada uno de nosotros. Hay que liberarse del peso muerto de la historia. 
¿Recordáis el refrán reaccionario?: "Quien a los veinte años no es comunista, no tiene corazón. Quien los continua siendo a los cincuenta años no tiene cabeza" ). Hay que ser jóvenes permanentemente, mantener el latido del corazón y no tener "tanta" cabeza.
Es preciso ser libre, no tener miedo a la intemperie, hay que abonar el terreno, hay que cultivarlo con el sudor de la frente,  hay que abandonar el miedo a volver a luchar, el miedo a ser a ser pocos. Hay que construir la voluntad, construir la subjetividad, la cultura del futuro. Hay que recuperar la imaginación.
No es un problema de siglas: es un trabajo molecular, en cada empresa, en cada territorio, en cada grupo. Con paciencia pero con coherencia y actividad.
Mientras los eternos indecisos duden, mientras se dejen aplastar por el peso muerto de la historia, las cosas continuarán siendo así: los que pueden no quieren y los que quieren no pueden.

Joan Tafalla

PD1. Que conste que donde pongo COBAS pongo: construir un sindicalismo de clase, democrático, socio-político, independiente de la patronal y del estado. No me aferro a mis siglas, me aferro a una idea, a una voluntad.

PD2. CCOO no se desvincula del acuerdo ni desautoriza a su representante: http://www.ccoo.es/csccoo/menu.do?Inicio%3A501872

PD 3. Una respuesta más elaborada que la mía, la de Albert Pons  https://www.facebook.com/albert.ponsjodar?hc_location=timeline :

HACE FALTA QUE AFLORE , YA , "UN 15M" EN CCOO Y QUE SE RECUPERE EN LA MEMORIA LOS HECHOS DEL 96 . ¡COMPAÑERO MARCELINO , PRESENTE! 

La última noticia , donde a espaldas de sus afiliados , pero espaldas también de la más mínima ética, CCOO a través de su representado vota y aprueba junto al resto de "el grupo de expertos" representantes de la banca , las aseguradoras y la "intelectualidad" de la derecha la destrucción progresiva de las pensiones , no debería ser noticia pues esta trayectoria ya viene de lejos.
Pero es noticia y de mucho calado , en el contexto histórico que estamos viviendo en el que CCOO no solamente no lidera , ni siquiera está a la altura de las movilizaciones , ni siquiera nos acompaña ... ¿ahora hay que añadir con toda claridad que está claramente en el otro bando? . Habría que preguntarse y preguntar abiertamente si CCOO junto con UGT ( aunque en esta ocasión se desmarcan, quizá estrategicamente) no sólo su papel en nulo en la defensa de los trabajadores sino que esta siendo directamente una herramienta importante para la derecha en la consecución de sus objetivos.
¿Todavía hay alguien ahí dentro que no se está dando cuenta? ¿todavía hay alguien que no se lo pregunta seriamente?
Sí , y muchos , demasiados. Precisamente , también , por esta razón CCOO pueden hacer y deshacer con tanta discreción. El mundo laboral y en consecuencia el sindical sabemos que su estancamiento sea quizá el que más está perjudicando a la toma de conciencia por parte de la sociedad. Por un lado ya sabemos que un sector del mundo laboral, en crecimiento , no sólo es nula su actividad sindical sino que no la han conocido jamás. Por otro en las empresas donde hay presencia sindical y/o comités (mayormente las grandes o públicas o de sectores privatizados ) la reconstrucción del sindicalismo de base está suponiendo una tarea dificilísima , en la que los trabajadores no tienen cultura participativa y mucho menos decisión , ello debido a la "aportación" por parte de los mayoritarios en el último cuarto de siglo cuya sombra todavía es muy grande y su discurso demagógico de que ellos son la "única garantia" sigue calando en la gran parte de los trabajadores que educados en la concepción de delegar y no de participar ,prefieren creerlos a ellos que atender el mensaje alternativo que les pide implicación. Vamos , que en las empresas que no existe "sindicalismo" los trabajadores viven desconectados de esta y todas las decisiones y en las grandes están adormecidos y acomodados dejando que ellos hagan y el miedo a perder su condición de "trabajador privilegiado" , no ayuda.
El gran dilema es cómo denunciamos estas prácticas tan reprochables pues desde dentro del sindicalismo está enquistado y sin proyección al conjunto de trabajadores.Y desde fuera , desde una perspectiva social , la crítica a estas prácticas acaba convirtiéndose en la crítica al sindicalismo por extensión , con lo que al final parece que el único beneficiado es el "objetivo reaccionario de acabar con el sindicalismo".
Hay que tomar una decisión y denunciarlo sin miedos y públicamente , todos los que defendemos el sindicalismo de clase , los que están dentro atados de manos y los que están ya a fuera trabajando en ello. Y acabar con el perjuicio prudente de "a ver si va a ser peor el remedio que la enfermedad".
La mesa está coja : La necesidad de la clase trabajadora organizada clama al cielo
.