dijous, 26 de febrer de 2015

"Una Respuesta a los sofistas 'por Stathis Kouvelakis



Stathis Kouvelakis , es miembro del Comité Central de Syriza. En este texto que lleva la fecha de 25 de febrero, polemiza con los que aceptan el acuerdo entre la Troika/Eurogrupo y Syriza como un mal menor o como una opción táctica. Véase por ejemplo, el artículo de Étienne Balibar y Sandro Mezzadra, publicado en Ir Manifesto bajo el título Grecia, la conquista del espacio y el tiempo para vencer a la austeridad

En los últimos días se han producido dos sofismas que circulan entre los que se niegan a mirar la realidad a la cara y reconocer la retirada que Syriza se ha visto obligada a realizar, así como sus posibles consecuencias. O más bien, dos sofismas y medio. Y digo 'obligada' por una buena razón, ya que el nuevo gobierno ha sido atrapado por su estrategia equivocada: aunque yo no diría que fue una "traición" o "capitulación", ya que estos son términos moralizantes que no sirven para la comprensión de los procesos políticos. 
El primer sofisma: "Syriza no tiene mandato para salir de la zona euro". Si se hubiera adoptado una posición tal no habría ganado las elecciones. Dicho de esa manera, vemos cómo este razonamiento es absurdo. Sí, por supuesto, no tenía el mandato para salir de la zona euro ". Pero ciertamente, ¡no tenía un "mandato" para abandonar el núcleo de su programa con el fin de quedarse con el Euro! Y, sin duda, si se habiera presentado ante el electorado diciendo “aquí está nuestro programa, pero si nos encontramos con que su aplicación es incompatible con el mantenimiento de la Euro luego nos olvidamos de ella”, entonces no habría tenido mucho éxito en las urnas. Por una buena razón: mantenerse en el euro a cualquier precio es exactamente el mismo argumento fundamental que usan los partidos pro-memorándum que han gobernaron Grecia todos estos años. E incluso si Syriza nunca aclaró totalmente su posición sobre el euro, siempre rechazó la lógica de "el euro a cualquier precio». En ese sentido, recordemos que, contrariamente a lo que piensan la mayoría de los comentaristas, los textos programáticos de Syriza no descartan abandonar la eurozona si le obliga la intransigencia de los europeos, o el impago de los pagos de la deuda. Si bien es cierto que recientemente estos textos parecen haber sido escondidos.
Una segunda variante de este primer sofisma: Syriza tenía un doble mandato de romper con la austeridad y permanecer en el euro. Esto suena más racional que la primera versión, pero sin embargo todavía es un sofisma. Es como si los dos lados de este mandato son igualmente importantes y por lo tanto sería políticamente legítimo, si tuviéramos que elegir (y de hecho tenemos que elegir - ese es precisamente el problema), sacrificar la ruptura con la austeridad en el altar de manteniendo el Euro. Pero entonces ¿por qué no convertir ese razonamiento a la inversa, diciendo “ya que me doy cuenta de los dos objetivos son incompatibles, elijo acabar con la austeridad, ya que en esencia, esa es la razón por la cual los griegos votaron por un partido de la izquierda radical' ? Es decir, para optar por la ruptura y no por la "estabilidad" en el marco existente. Podríamos pensar que esta elección es más propia de un partido de izquierda radical, que tiene el "socialismo" como su "objetivo estratégico" (incluso si eso no era evidente en la agenda con la que ganó las elecciones).
El tercer sofisma es el promovido por Étienne Balibar y Sandro Mezzadra. Comentaron sarcásticamente que los del "ala izquierda de Syriza están lamentando la “capitulación "(vamos a ignorar por el momento el hecho de que nadie en Syriza ha utilizado alguna vez estos términos). A partir de los recientes acontecimientos Balibar y Mezzadra sacan la conclusión de que "no vamos a ser capaces de construir una política de la libertad y la igualdad en Europa simplemente afirmando la soberanía nacional". Según ellos, lo principal es que Syriza ha comprado tiempo, sin duda a costa de hacer algunas concesiones (con la referencia obligada a Lenin para demostrar la radicalidad de lo que argumentan); y que ha permitido que otras victorias políticas futuras (por ejemplo España) y el desarrollo de las movilizaciones de los movimientos sociales de tendencia "transnacional" (estilo Blockupy).
Una vez más estamos nadando en las aguas del sofisma - de un pseudo-ingenuidad que sería confuso, si no tuviera sentido proviniendo de ardientes defensores del “proyecto europeo” ( de una versión amable del mismo, por supuesto) como son estos dos autores. Después de todo, los ritmos de las fuerzas políticas a que se refieren no están en sincronía. A partir de ahora hasta el verano el gobierno griego se enfrenta a una serie de plazos apremiantes; y es difícil ver cómo una manifestación exitosa en Frankfurt, o incluso la posibilidad de que Podemos gane las elecciones españolas a finales de año, podrían cambiar la situación a favor de Syriza. Las brechas entre los ritmos temporales estas diferentes fuerzas son una de las razones por las que el contexto nacional es de tal importancia estratégica para los actores de la lucha política: es el terreno en el que las relaciones de poder entre las clases se condensan en forma decisiva.
Balibar y Mezzadra también subestiman gravemente el efecto desmovilización que inevitablemente seguirá - tanto dentro de Grecia como en el ámbito europeo - a partir de la percepción de que Grecia y el gobierno de Syriza se han visto obligados a doblegarse a los dictados de austeridad de la UE. Y esto lo que todos van a pensar en última instancia, por mucho que los defensores del gobierno griego traten de disfrazarlo de otra manera. Ya en Grecia, el clima de movilización y confianza redescubierto que vimos en las primeras semanas después de la elección ahora parece cosa del pasado. Por supuesto, las movilizaciones bien pueden reanudarse, pero esta vez se dirigirán contra las decisiones del gobierno, y en todo caso no aparecerán "a demanda".
Hacer cualquier opción política condicionada a la emergencia de los movimientos sociales es más que arriesgado. Es una manera de decir que se trata de una decisión que tendrá que ser cambiada si las movilizaciones no tienen lugar o no son suficientemente poderosas. En realidad, tenemos que tomar la línea de frente de la marcha. Tenemos que asumir que ya hemos tomado la decisión de romper con la austeridad: es esto lo que estimula la movilización, que luego goza de su propia autonomía. Por otra parte, eso es exactamente lo que ocurrió en Grecia durante "confrontación" entre el gobierno y la UE entre el 5 y 20 de febrero, cuando decenas de miles de personas salieron a la calle de forma espontánea en gran medida, fuera de todo marco partidario.
Además, el argumento de que "hemos ganado algo de tiempo" en este caso es una ilusión, ya que durante estos cuatro meses de supuesta 'respiro', Syriza, de hecho, se ve obligado a operar dentro del marco existente. Y esto fortalecerá este marco: Syriza tendrá que aplicar una buena parte de lo que demanda la Troika (ahora llamada «las instituciones»), mientras que desactiva la aplicación de las medidas clave de su propio programa - precisamente las políticas que le permitieron ser diferentes y cimentar la alianza social que lo llevó al poder. De hecho, existe un riesgo muy importante que el tiempo que supuestamente Syriza ha “ganado”, demuestre se “tiempo perdido”, que socava la base de Syriza al tiempo que permite a sus enemigos (especialmente los de la extrema derecha) para reagruparse y presentarse a sí mismos como los únicos partidarios de una "ruptura sistémica real".
También hay que señalar que, a pesar de la repugnancia que los adictos europeísmo como Balibar y Mezzadra sienten sobre cualquier mención de "lo nacional", los éxitos muy políticos a que se refieren, de Syriza a Podemos, no sólo se llevó a cabo dentro de un contexto nacional - cambiar las relaciones de fuerza precisamente en la medida en que permiten los movimientos políticos de izquierda radicales accedan a palancas del poder del estado nación – si no también, en parte, sólo es posible gracias a la insistencia de estos partidos en la soberanía nacional: en sentido democrático, popular, y no nacionalista, abierto al mundo exterior. El discurso y las referencias al “patriotismo” y a lo “nacional-popular” "abundan - Tsipras e Iglesias están perfectamente dispuestos a utilizar estos términos - al igual que las banderas nacionales (griega y la republicana española, por no hablar de las banderas de las nacionalidades dentro del Estado español) entre las multitudes y los movimientos "autónomos" (como Mezzadra y Balibar los llaman) que llenan las calles y las plazas de estos países.

Más que cualquier otra cosa, esto muestra que en el caso particular de los países dominados en la periferia de Europa, como España y Grecia, la referencia a "lo nacional" es un terreno de lucha que las fuerzas progresistas han logrado hegemonizar, por lo que es uno de los factores más poderosos que impulsan su éxito. Y esta es la base sobre la cual podemos construir un verdadero internacionalismo, no el discurso vacío - totalmente desconectados de las realidades concretas de la lucha política - sobre un terreno o supuestamente ya existente y no mediada "europeo" "transnacional".
Un último punto, para concluir: hay un grado de verdad en los primeros dos sofismas, cuando hablan de 'mandato' Syriza de dejar la zona euro. Es cierto que ha habido una contradicción en el enfoque dominante de la parte a esta pregunta, una contradicción que ahora ha estallado en la vista. La idea de romper con la austeridad y la carga de la deuda de Grecia en el marco europeo existente no podría haber sido refutada con mayor claridad en la realidad. En tal situación, es vital que hablemos con franqueza y honestidad. La primera cosa a hacer es admitir el fracaso, y por lo tanto la necesidad de que discutamos una vez más la mejor estrategia para Syriza para mantener sus promesas y conseguir a Grecia a salir del atolladero actual. Al mismo tiempo, esto envía un mensaje de lucha a todas aquellas personas - y hay un montón de ellos - que estaban contando con la "esperanza ofrecida por Grecia" y con razón se niegan a aceptar que son golpeados. 

Londres, 25 de febrero 2015

Por Stathis Kouvelakis

Traducido por David Broder,
corregida por Zero a la Izquierda

Fuente: a-reply-to-the-sophists-by-stathis-kouvelakis


He tenido conocimiento de la respuesta de Sthatis Koulevakis gracias a la versión del texto en gallego publicada en el blog Lecturas coxasReplica aos sofistas stathis kouvelakis

Grecia: cinco preguntas que necesitan respuesta


Kostas Lapavitsas

Kostas Lapavitsas es docente de Economía en la Universidad de Londres, es dirigente de la “Corriente de Izquierdas” de Syriza y ha sido elegido diputado por este partido en las elecciones del 25 de enero. En un artículo publicado el miércoles 25 de febrero, critica el resultado de las negociaciones conducidas  por el gobierno griego con la Troika y con el Eurogrupo, y pone en su blog, cinco preguntas al gobierno y a la dirección de su partido. Lapavitsas es autor del imprescindible libro:


El acuerdo con el Eurogrupo aún no se ha completado, porque no sabemos qué "reformas" se propondrán hoy (el lunes 23 de febrero) por el gobierno griego y cuáles de ellas serán aceptadas. Pero nosotros, los que han sido elegidos sobre la base del programa de SYRIZA y creemos que las promesas de Tesalónica representan nuestro compromiso con el pueblo griego, alimentamos un profunda preocupación. Tenemos la obligación de de dar cuenta de los hechos.

El planteamiento general del acuerdo es el siguiente:

1. Grecia pide la prórroga del acuerdo de apoyo financiero actual, que se basa en una serie de compromisos.
2. El objetivo es permitir la realización de la evaluación del acuerdo actual y para dar tiempo a un posible nuevo acuerdo.
3. Grecia presentará inmediatamente una lista de las "reformas" que serán evaluados por las "instituciones" y, finalmente, acordadas en el mes de abril. Si la evaluación es positiva, se pagará el dinero no pagado incluso del acuerdo actual, más el reembolso de los beneficios del BCE.
4. Los fondos existentes del Fondo de Estabilidad Financiera se utilizarán exclusivamente para las necesidades de los bancos y estarán fuera del control griego. 
5. Grecia se ha comprometido a cumplir plena y oportunamente todas sus obligaciones financieras para con sus socios. 
6. Grecia se ha comprometido a garantizar superávit primarios "adecuadas" para garantizar la sostenibilidad de la deuda, sobre la base de la decisión del Eurogrupo de noviembre de 2012. El superávit para 2015 tendrá en cuenta las condiciones económicas de 2015.
7. Grecia no revoca las medidas, ni hará cambios unilaterales que pueden tener un impacto negativo sobre los objetivos presupuestarios, la recuperación de la economía, o la estabilidad financiera, de acuerdo con las evaluaciones de estas instituciones.
Sobre esta base, el Eurogrupo iniciará el procedimiento nacional para una extensión de cuatro meses del actual acuerdo e insta a las autoridades griegas a fin de dar inicio inmediato al proceso para la realización de su evaluación.
Es difícil ver cómo, a través de este acuerdo se aplicarán a las promesas de 'Tesalónica', que implica la eliminación de la mayor parte de la deuda y la sustitución inmediata del memorando con el Plan de Reconstrucción Nacional. Aquellos que fueron elegidos con SYRIZA se han comprometido a avanzar en la aplicación del Plan Nacional, independientemente de las negociaciones sobre la deuda, porque tenemos que reactivar la economía y dar alivio a la empresa. Por tanto, es necesario explicar ahora cómo se implementarán estos compromisos y cómo el nuevo gobierno va a cambiar la trágica situación que heredó.
Para ser más precisos, el Plan Nacional incluye cuatro pilares, a un costo para el primer año como se especifica a continuación:
I) Afrontar la crisis humanitaria (1,9 millones).
II) Reiniciar la economía mediante la reducción de la presión fiscal y el establecimiento de líneas de crédito especial del Banco de Desarrollo. Reajuste el salario mínimo a € 751 (en total 6,5 mil millones).
III) Programa de Empleo Público de 300.000 puestos de trabajo (3 mil millones en el primer año y otros 2 mil millones en el segundo).
IV) La transformación del sistema político con las intervenciones en los gobiernos locales y en el parlamento.
Las fuentes de financiación habían sido planeados de la siguiente manera:
I) Liquidación de deudas con la Agencia Tributaria ( 3 mil millones)
II) La lucha contra el fraude y el contrabando (3 mil millones)
III) Fondo de Estabilidad Financiera (3 mil millones)
IV) NSFR y otros programas europeos (3 mil millones)

Sobre la base de la prensa del Eurogrupo, pregunto:

1. Plan de Reconstrucción Nacional

¿Cómo financiar el Plan de Reconstrucción Nacional, ya que los 3 millones de dólares en el Fondo de Estabilidad Financiera están ahora fuera de griego control? La eliminación de estos fondos hace que sea aún más urgente la colección de una gran cantidad de la evasión fiscal y la liquidación de las deudas en un tiempo muy corto. ¿Qué tan factible es esta perspectiva?

2. La remisión de la deuda

¿Cómo se puede hacer la cancelación de la deuda, cuando Grecia se ha comprometido a respetar plenamente y con prontitud todas las obligaciones financieras con sus socios? 

3. La revocación de la austeridad

¿Cómo puede revocar la austeridad, cuando Grecia está obligada a llevar superávit primarios "apropiado" para hacer "sostenible" la enorme deuda existente? La "sostenibilidad" de la deuda - según las estimaciones de la Troika - era exactamente la razón por la cual se debían evitar de los superávit primarios. Dado que la deuda no se ha reducido significativamente, ¿ dejará de existir este vínculo con el superávit que es tan catastrófico para la economía griega y que es la esencia misma de la austeridad?

4. Supervisión y costo financiero

¿Cómo llevar a cabo cualquier cambio progresivo en el país, cuando las “instituciones” ejercerán un estricto control y las acciones unilaterales están prohibidas? Estas instituciones permitirán la ejecución de los pilares del programa de Tesalónica, con costos financieros directos o indirectos?

5. Las negociaciones futuras

¿Qué es lo que va a cambiar exactamente en los próximos cuatro meses de “prórroga”, de manera que las nuevas negociaciones con nuestros socios pueden conducir a mejores resultados? ¿Qué va a evitar el deterioro del desarrollo político, económico y social del país?

Estos momentos son absolutamente fundamentales para la sociedad, para la nación y, por supuesto, para la izquierda. La legitimidad democrática del gobierno se basa en el programa de SYRIZA. El requisito mínimo es tener una discusión abierta entre los miembros del partido y el grupo parlamentario. Inmediatamente se debe dar las respuestas a estas preguntas fundamentales, para mantener el gran apoyo y el impulso que proviene del pueblo griego. Las respuestas que se darán en el futuro próximo determinarán el futuro del país y de la sociedad.

Traducción manifiestamente mejorable de la traducción al italiano, de un texto original en inglés; realizada mediante el traductor de Google y revisada por Zero a la Izquierda. Se admiten enmiendas y mejoras.


divendres, 20 de febrer de 2015

Joaquin Miras ens parla d'ethos, d' hegemonia i de revolució passiva


El passat 3 de desembre de 2015, en Joaquin Miras i jo vàrem fer una xerrada sobre el nostre llibret "La izquierda como problema" per a el taller de lectura dels Bomber Indignats.

Els amics bombers havien llegit col·lectivament el llibre i es tractava d'obrir un debat sobre allò llegit amb unes intervencions prèvies per part nostra

Els amics varen gravar un vídeo la Xerrada sencera . També han editat vídeos més curts per temes. 


A continuació podeu escoltar una part de la xerrada en que Joaquín Miras ens parla de conceptes bàsics sense els quals no es possible comprendre la situació política actual

Segon lliurament

Ethos, hegemonia, revolució pasiva






Xerrada sobre el TTiP a Caldes de Montbui 8 de febrer de 2015


dimarts, 17 de febrer de 2015

Quatre revolucions passives i un genocidi intercalat.


El passat 3 de desembre de 2015, en Joaquin Miras i jo vàrem fer una xerrada sobre el nostre llibret "La izquierda como problema" per a el taller de lectura dels Bomber Indignats.
Els amics bombers havien llegit col·lectivament el llibre i es tractava d'obrir un debat sobre allò llegit amb unes intervencions prèvies.
Els amics vàren grabar en vídeo la xerrada. Podeu trobar el video sencer més avall. Pero ara ens han sorprés agradablement amb un treball d'edició en que en cinc videos de més curta durada resumeixen alguns dels temes tractats.
Amb aquest vídeos més curts i de tema monogràfic serà més fàcil que algú se'ls miri i s'els escolti.
Gràcies Ruben i Pepe!
Publico, a continuació el primer lliurament dels cinc videos. Du per títol:

Cuatro revoluciones pasivas y un genocidio intercalado.





El video sencer el podeu trobar a: